Westworld, la grieta seriéfila

La serie de ciencia ficción, estrenada en el 2016, promete convertirse en el nuevo caballito de batalla de HBO ¿Realmente estamos ante el nuevo éxito de la cadena?




Por Milagros Orlando
@miluorlando
:: Argentina ::

A Westworld se la ama o se la odia. Cuando la serie creada por Jonathan Nolan y Lisa Joy desembarcó en la pantalla de HBO, el universo seriéfilo se dividió en dos: por un lado, los que aseguraban que se trataba del nuevo caballito de batalla del canal de cable ante la próxima salida de Game Of Thrones, y por otro los detractores que la tildaban de lenta, enredada y predecible.

Fue el propio Nolan el que salió a defender su producto y explicó que la primera temporada de la serie debía entenderse como un prólogo, y que recién en las siguientes entregar empezaría la verdadera acción. Es verdad que el season finale de Westworld fue uno de los mejores momentos que nos dió la serie, pero no podemos dejar a un lado los otros capítulos en donde el juego de las distintas capas narrativas convirtieron a esta trama en única.

Y es en este relato desordenado donde los productores encontraron uno de los mayores aciertos de Westworld. Quizás un recurso que hoy ya suene muy deteriorado cuando se trata de series de televisión -es inevitable no pensar en Lost- pero que la serie de HBO utilizó a la perfección para desarrollar la historia de los protagonistas y mantener expectante a la audiencia. O la viveza de sus guionistas, que se encargaron de dejar pistas en cada escena seguros de que los fans de la ciencia ficción las analizarían con devoción y mucho ruido en internet.

En la televisión todo es posible y Westworld lo dejó muy en claro combinando en una misma trama un poco de western y ciencia ficción. La historia se desarrolla en un parque temático ambientado en el lejano oste donde los humanos van a vivir experiencias que no pueden encontrar en la vida cotidiana. Allí, los anfitriones -que son robots- ofrecen aventuras, sexo, duelos a muerte y otro tipo de vivencias. Los humanos se marchan y llegan nuevos, y los robots son reprogramados para hacer lo mismo una y otra vez.

Y un punto aparte merecen las brillantes actuaciones de Anthony Hopkins y Ed Harris como protagonistas; un lujo que pocas series de televisión pueden darse y que Nolan y Joy consiguieron. Los personajes de Dolores y Maeve, interpretados por Evan Rachel Wood y Thandie Newton respectivamente, son sin dudas también otras de los grandes descubrimientos actorales que nos regaló la serie de HBO.

Westworld tiene todo para convertirse en una gran serie y sus 22 candidaturas al Emmy lo dejaron en claro. Por lo pronto, el trailer de la segunda temporada presentado en la Comic Con de San Diego muestra que las cosas se complican un poco en el Oeste… Sin embargo, HBO anunció que vamos a tener que esperar hasta el 2018 para ver cómo sigue esta increíble historia.